Usar el tapabocas puede reducir los síntomas de covid-19 en caso de contagio

Jueves 6 de Agosto de 2020

El estudio realizado en Estados Unidos demostró que el uso de mascarilla podría reducir la carga viral y evitar síntomas graves en los contagiados.

Portar el tapabocas no sólo podría evitar que propagues la enfermedad a otra persona si te encuentras infectado y no lo sabes, sino que también podría salvarte a ti de enfermar gravemente si contraes el virus, si y sólo si lo llevas puesto correctamente.  El argumento principal de las autoridades de salud al pedir que se porte una máscara facial es el de evitar que las personas contagiadas propaguen la enfermedad, sin embargo, un nuevo estudio concluyó tras examinar varios casos que usar la mascarilla reduce la carga viral a que estaríamos expuestos al encontrarnos con alguien infectado, y que, por lo tanto, de contagiarnos, la enfermedad sería más leve o incluso podría llegar a ser asintomática.  

Esta investigación fue realizada por los doctores Monica Gandhi y Eric Goosby, de la Universidad de California, en Estados Unidos, además de el doctor Chris Beyrer de la Universidad Johns Hopkins, quienes afirmaron en el estudio publicado en la revista Journal of General Internal Medicine, que por estos resultados el uso de tapabocas generalizado podría llevar a la humanidad a generar inmunidad comunitaria para reducir la propagación en lo que se desarrolla una vacuna. 

Los investigadores respaldaron esta teoría al comparar la evidencia de múltiples casos en los que diversos grupos usaron o dejaron de usar los tapabocas y la relación que aquello tiene con la carga viral y las infecciones fuertes, contra las leves o asintomáticas.  Mientras tanto, la aseveración de que los portadores de tapabocas están expuestos a una carga viral menor están fundamentados en tres puntos de evidencia, virológica, epidemiológica y ecológica, según recogió la BBC de dicho estudio.  Respecto a la primera, explican, las mascarillas, dependiendo siempre del diseño y material, filtran la mayoría de las partículas virales, pero no toas. Sin embargo, desde hace un tiempo se sostiene en la comunidad científica que ese nivel de partículas producen, probablemente, enfermedades menos severas. En el pasado, en estudios realizados en humanos con virus no letales demostraron que los sujetos que recibieron una carga viral más fuerte, presentaron síntomas más severos.  

Con el coronavirus, no es posible ni ético realizar pruebas en humanos, sin embargo, según recopiló el medio británico ya citado, un experimento con hámsters en el que estaban separados por un muro de máscara quirúrgica demostró que los que estaban protegidos y alcanzaron a contagiarse de covid- 19, manifestaron síntomas más leves. 

Un caso similar ocurrió dentro de un crucero en Argentina, que no fue experimentación, por su puesto, sino una situación real tras detectarse un brote de covid- 19. Al percatarse, se le entregaron a todos los pasajeros y tripulantes mascarillas para protegerse. En el barco, 128 personas de la 217 que viajaban dieron positivo a la prueba, sin embargo, el 81 por ciento de los infectados se mantuvieron asintomáticos.  Todas estas pruebas dan una esperanza a la comunidad científica, médica y a la sociedad en general de que, al usar las mascarillas y estar expuestos todos a una carga viral menor que la de a principios de la pandemia, en donde no estaba normalizado el uso de tapabocas, pueda llevar al mundo a la tan esperada inmunidad de rebaño.  A pesar de esta teoría, los investigadores reconocieron que la respuesta inmunológica de anticuerpos y células T a las manifestaciones de covid- 19 todavía estaba siendo analizada, pero que los datos son esperanzadores. 

Fuente: Agencias