El confinamiento por Covid-19 puede afectar tu salud mental

Lunes 6 de Julio de 2020

La respuesta biolótica del ser humano a ciertas amenazas es huir o luchar, sin embargo con la pandemia, la recomendación es quedarse en confinamiento

"Por amenaza entendemos cualquier cosa que cuando interactúa contigo te lleva a concluir y pensar que se te vas a desequilibrar y te obliga a buscar recursos para encontrar un nuevo equilibrio", explicó  Fredy Sánchez, especialista en Psiquiatría y director de  la Especialización en Psiquiatría de la Universidad Simón Bolívar.

Cuando el ser humano apareció, indicó Sánchez, eran pocas las amenazas: escasez de comida, huir de las fieras, buscar refugio y conseguir pareja para reproducirse y mantener la especie.

Con la llegada de la vida moderna, fueron aumentando las amenazas. "Ya no hay tigres sueltos, pero ahora tenemos la tarjeta de crédito, el carro que se dañó y que cuesta dinero, querer viajar o comprar cosas que tus compañeros del trabajo tienen y tú no tienes cómo hacerlo, las enfermedades incontrolables, la inseguridad a la que se pueden exponer tus hijos cuando salen y no puedes controlarlo", ejemplificó el especialista en Psiquiatría.

Pero, además, refirió que hay amenazas que no existen y que el mismo ser humano las inventa.

"Si esta pandemia sigue, ¿cómo voy a pagar la cuota del carro que se vence en diciembre?. Estamos en julio, pero ya nos preocupamos por el futuro. El cerebro, en estos casos, cree que esa situación está pasando ahora, en este momento", citó el especialista.

"Desde el punto de vista biológico, estamos sobreviviendo a una amenaza. El cuerpo te dice: 'corre, no permitas que te enfermes'. Pero la recomendación médica y la orden legal es: 'quédese en casa, no salga, continué en confinamiento'", manifestó Andrés Rosado, médico especialista en Psiquiatría y candidato a doctor en Neurociencias Cognitivas Aplicadas.

Así, aunque ya no se esté huyendo de las fieras, el mecanismo biológico de respuesta sigue siendo el mismo: querer salir corriendo, huir, o luchar.

Ante esas situaciones de desequilibrio, explicó Sánchez, el hipotálamo produce una sustancia llamada factor liberador de corticotropina. "Esta sustancia que se produce en el cerebro le avisa a la sangre, llega a la hipófisis, crea una alerta y dice: 'hay una amenaza, no hay dinero'".

Después, según añadió el profesor de la Universidad Simón Bolívar, la hipófisis (una glándula endocrina) produce una hormona llamada ACTH, la cual viaja por la sangre y estimula las glándulas suprarrenales (ubicadas encima de los riñones) que produce una sustancia denominada cortisol. Finalmente, precisó, esta desata cambios en el organismo.

De esta manera, explicó, el cortisol produce diversas reacciones que preparan al organismo para responder ante la amenaza. Se presentan, así, la elevación de la tensión arterial, el aumento de la frecuencia respiratoria, aumento de los niveles de glucosa en la sangre, desvío de flujo sanguíneo hacia los músculos y articulaciones, aumento de la alerta del sistema nervioso y disminución de la eficacia del sistema inmunológico.

"Todo eso favorece la reacción de lucha o huida ante la amenaza. ¿Por qué, por ejemplo, el flujo sanguíneo se desvía a los músculos? Cuando este sistema se diseñó, nuestras amenazas eran las fieras,  entonces el cuerpo tenía que prepararse para huir, para correr antes de que llegara el tigre. Hoy, ante el temor a enfermarse, se activa todo este sistema", aseguró el especialista en Psiquiatría.

Por su parte, Rosado concluyó: "Estamos luchando contra millones y millones de años de evolución cerebral. La primera respuesta es salir del peligro, pero ante la pandemia, nos dicen que debemos quedarnos quietos, en casa".

Fuente: Agencias